lainformacion.comTrabajo

Practicopedia > Categorías > Trabajo > Búsqueda de trabajo > Cómo saber si ha llegado el momento de renunciar a tu trabajo

Cómo saber si ha llegado el momento de renunciar a tu trabajo

La falta de motivación o las escasas posibilidades de ascenso pueden anunciar el fin de un ciclo laboral

laboral fin_0.jpg
No se recomienda abandonar un trabajo sin haber encontrado un nuevo puesto. FOTO: Getty Images.

31/08/2015 por: Santytp

Exceso de estrés, falta de implicación con el proyecto, 'jefes pesadilla', escasas posibilidades de prosperar... Son muchos los síntomas que pueden indicar el fin de un ciclo laboral. El miedo y las ataduras personales son quizás los principales motivos que hacen que las personas no renuncien a su estabilidad pese a encontrarse mal en sus puestos de trabajo. Sin embargo, los expertos en Recursos Humanos recomiendan siempre realizar una autoreflexión y, si de verdad se desea cambiar, habrá que ponerse manos a la obra para buscar trabajo. En este practicograma descubrirás cómo saber si ha llegado el momento de decir adiós a tu empresa.

  1. 1 Analiza tu situación: ¿por qué estás en esa empresa?

    Buen sueldo, horario flexible, trabajo reconfortante, amigables relaciones con los compañeros de trabajo... Las razones para permanecer en un puesto de trabajo pueden ser múltiples y diversas. En el caso contrario ocurre exactamente lo mismo.

    "Conviene plantearse qué te aporta tu empresa actual", recomienda Sergio Picciolato, director de HR Consulting España y Portugal. Si una persona se siente desilusionada, inquieta o sin energía en su puesto de trabajo debe realizar un ejercicio de autoreflexión. "¿Qué te hace estar a disgusto realmente?", cuestiona el experto en Recursos Humanos.

  2. 2 El cambio no debe ser precipitado.

    Si la persona siente que ya ha cumplido un ciclo puede plantearse un cambio profesional. Éste puede ser un cambio dentro de la propia empresa -ascenso, funciones nuevas etc.- o fuera de la misma. Pese a todo, si se desea salir, "no debe ser de forma precipitada".

    "El salto debe ser reflexionado y coherente con la carrera profesional", remarca Sergio Picciolato. En este sentido, el experto intenta dar a entender que una oferta en otra empresa con mejores horarios o sueldos más elevados no tienen por qué suponer siempre una mejora profesional.

  3. 3 Promesas incumplidas y cambio de dirección.

    Abandonar un puesto de trabajo suele suponer abandonar una zona de cierto confort, sin embargo, en ocasiones se hace necesario. "Si una persona no se siente identificada con el proyecto de la empresa, difícilmente va a estar a gusto", apostillan desde HR Consulting.

    Lo mismo sucede cuando a un empleado se le promete una mejora de las condiciones o un ascenso en la jerarquía de la compañía. "La falta de conexión entre lo que queremos y lo que nos dan puede generar malestar y deseos de renunciar", asegura Sergio Picciolato.

  4. 4 Pregúntate si tú puedes generar el cambio en la empresa.

    Un factor importante a la hora de decidir una renuncia es plantearse hasta qué punto está en tu mano mejorar tu situación. "A veces pensamos que la solución está en otra compañía, pero quizás podemos encontrarla también en nuestra empresa", expone Nekane Rodríguez, directora de Lee Hecht Harrison.

    Según cuenta la experta, es crucial descubrir si con un cambio de actitud o una mejora acordada realmente te puedes sentir a gusto o no. A veces el problema es más interno que externo. Si aún así la empresa no encaja en los nuevos planes profesionales puede que sea el momento de plantearse una baja voluntaria.

  5. 5 La pregunta del millón que te debes hacer es...

    Los expertos en RR.HH. aseguran que es totalmente normal sentirse nervioso ante el deseo de renunciar a un puesto de trabajo. En esta línea, Nekane Rodríguez aconseja a las personas realizarse la siguiente pregunta: "¿Qué te da más miedo, quedarte anclado en esa empresa por no haberlo intentado o renunciar?".

    La experta habla además de la importancia de sentirse a gusto en la empresa dada la tendencia a la jubilación cada vez más tardía. Una persona con 45 años no está en el fin de su vida laboral, pues aún le quedan más de 20 años de carrera. Debe plantearse cómo quiere continuar su trayectoria.

  6. 6 Busca trabajo antes de renunciar a tu puesto.

    Pese a todo, no conviene renunciar a un puesto de trabajo antes de iniciar una nueva búsqueda de empleo. Las cargas familiares o los gastos individuales hacen que sea muy complicado dejar un empleo si no se ha encontrado otro previamente. "Debemos hacer un plan con objetivos concretos, tener disciplina y empezar a buscar de forma ordenada, sin desistir", apunta Nekane Rodríguez.

    Como excepción, Sergio Picciolato, de HR Consulting, pone el caso de los trabajadores más jóvenes -menores de 30 años-. Si están en condiciones económicas de hacerlo, pueden renunciar para dedicar un tiempo a seguir formándose. "Lo importante es demostrar en el currículum que el tiempo sin trabajo se ha estado aprovechando adecuadamente", concluye el experto.

  7. 7 ¿Más información?

    Si quieres conocer más, visita la sección 'Búsqueda de trabajo' en la categoría de 'Trabajo'. También puede que te interesen los siguientes practicogramas:

    - 'Cuánto tiempo tarda una empresa en analizar un currículum'.

    - 'Cómo mejorar tu perfil de LinkedIn para atraer a las empresas'.

    - 'Cómo superar la primera entrevista de trabajo de tu vida'.

 

Subido el 31/08/2015 por:

Artículos relacionados


 

Videos relacionados