lainformacion.comTrabajo

Practicopedia > Categorías > Trabajo > Relaciones laborales > Cómo ser un buen jefe

Cómo ser un buen jefe

Liderar a un equipo con eficacia implica saber escuchar y comprender las necesidades de los trabajadores

ser_buen_jefe_0.jpg
Un buen jefe debe ejercer su autoridad sin necesidad de recurrir a las malas formas ni a las órdenes directas. FOTO: © Dmitriy Shironosov | Dreamstime.com

04/08/2010 por: Practicopedia

Un buen líder no nace, se hace. De la misma manera, un buen jefe debe aprender a serlo. Entre otras cualidades, hace falta saber escuchar, ser resolutivo, crear un buen ambiente de trabajo y, sobre todo, saber imponer la autoridad propia sin recurrir a los malos modos o a las órdenes tajantes. En este practicograma te mostramos cuáles son las cualidades que tiene que tener todo buen jefe, a raíz de un artículo que publica LaInformacion.com al respecto.

  1. 1 Un buen líder no nace, se hace.

    Para ser un buen jefe hay que aprender, y mucho. No basta con ser ascendido y empezar a ejercer la autoridad, entre otras cosas porque ésta hay que ganársela. Por ello, es necesario que una persona, para ser un jefe en condiciones, sea un profesional del campo en el que trabaja, que lleve años inmerso en él y que lo conozca bien. Por otra parte, también es preciso que sea un experto en las dinámicas de trabajo en equipo, algo fundamental para liderar a un grupo más o menos grande de personas. Ésto se consigue, una vez más, con la experiencia.

  2. 2 La creatividad, indispensable.

    El pragmatismo es una buena cualidad, le ayuda a uno a tener los pies en la tierra, pero tiene una clara limitación: la falta de previsión. Un buen jefe debe ser capaz de imaginar qué puede suceder, cómo pueden ir las cosas, anteponerse a los problemas. En otras palabras, ha de ser creativo. Esta cualidad tiene dos claras ventajas: la primera es que permite solucionar los problemas con rapidez y efectividad, y la segunda es que un jefe creativo se gana el respeto de sus trabajadores, precisamente porque es capaz de solucionar los problemas a los que se presenta el equipo.

  3. 3 La confianza.

    Un líder ha de ser capaz de transmitir confianza a sus trabajadores, y esto se consigue día a día, trabajando codo con codo junto a ellos. Debe transmitirles la sensación de que no sólo tienen que rendir cuentas ante él, sino de que también pueden contar con él para solucionar los problemas al ser un miembro más del equipo. La confianza de un equipo hacia su jefe se debe basar, pues, en la capacidad de éste en solucionar los problemas y en su buena disposición a escuchar a sus subordinados.

  4. 4 Hablando se entiende la gente.

    Nada peor que un jefe déspota que sólo da órdenes y que pone mala cara cada vez que el trabajo no se ha hecho. Para ser un buen líder hace falta fomentar la comunicación con el equipo al que está liderando y decir las cosas de buena manera. Hay que dejar claro, desde el principio, que esta comunicación se establece en ambos sentidos, para que los empleados se sientan libres de llamar a la puerta por el motivo que sea. Esto repercutirá en un mejor ambiente de trabajo, lo que a su vez repercutirá en un mayor rendimiento. Las órdenes son las órdenes, y esto también hay que dejarlo claro desde el principio, pero dichas con educación y de buena manera se acatan mucho mejor.

  5. 5 Unidad de criterio.

    Un jefe que es constante y tiene buen criterio se ganará el respeto de los trabajadores y hará que su equipo gestione los problemas de una manera mucho más efectiva. En primer lugar porque hace saber a sus subordinados qué pueden esperar de él, lo cual genera confianza y una buena metodología de trabajo. En segundo lugar porque esta metodología hace que el equipo sepa afrontar los problemas en el trabajo mucho mejor, resolviéndolos de la mejor manera y en el menor espacio de tiempo posibles.

  6. 6 El equipo, siempre motivado.

    Un buen jefe no lo es sólo porque obtenga buenos rendimientos, sino también por tener a su equipo contento y motivado, lo que por otra parte repercute directamente en los resultados. Para ello es preciso hacer comprender a cada trabajador que su labor, por insignificante que le pueda parecer, es indispensable para el devenir de la empresa, para que así su labor cobre sentido. Por otra parte, es muy importante resaltar los logros de cada persona y restar importancia a los fallos, enfocándolos más bien como retos a superar en el futuro. Por otra parte, un buen jefe debe ser el primero en reconocer sus propios errores, ya que sus empleados verán que no pasa nada por equivocarse, que lo importante es aprender de los errores, lo que repercutirá en un mejor ambiente de trabajo.

  7. 7 Hay que ser justo y consecuente.

    Un buen jefe debe transmitir la sensación de que conoce las tareas de cada uno de sus subordinados, y parte de su labor consiste, precisamente, en evaluar su trabajo y en obrar consecuentemente. A aquellos empleados que se hayan esforzado y que hayan hecho un buen trabajo se les deberá reconocer el mérito, mientras que a aquellos que hayan rendido por debajo de sus expectativas también se les deberá hacer constar, explicándoles que se espera mucho más de ellos y motivándoles para que así sea.

  8. 8 ¿Quieres más información?

    Si quieres saber más sobre las cualidades que tiene que tener un buen jefe consulta el artículo que Lainformacion.com ha publicado al respecto.

También te puede interesar

 

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 04/08/2010 por:

Practicopedia
Practicopedia

Líder del How-To audiovisual en España. También en Facebook.com/practicopedia y Twitter.com/practicopedia

Artículos relacionados

Videos relacionados