lainformacion.comTrabajo

Practicopedia > Categorías > Trabajo > Relaciones laborales > Cómo sobrevivir los lunes en el trabajo

Cómo sobrevivir los lunes en el trabajo

La depresión de los lunes es tan común que la mayoría de los ataques de corazón en el trabajo ocurren este día entre las 9 y 11 de la mañana

trabajo65.jpg
La depresión de los lunes es sufrida por más del 50% de los trabajadores. FOTO: © Graf_es | Dreamstime.com

19/08/2011 por: El oráculo

Si cada lunes por la mañana, a la hora de prepararte para ir al trabajo, sientes una mezcla de pereza y tristeza post-fin de semana, no te alarmes. La depresión de los lunes es universal y afecta a la mayoría de los trabajadores, que en este día suelen ver la semana como una gran cuesta arriba interminable. Te damos algunos consejos para sobrevivir –y quizás hasta disfrutar- los lunes.

  1. 1 Autoconvencimiento: el lunes es el día más lejos del próximo lunes.

    El lunes es un día que hay que tomarse con humor. Recuerda: ningún día está tan lejos del próximo lunes como el propio lunes, y eso sin dudas lo hace especial y más querido. Te quedan por delante seis días enteros antes de que llegue el comienzo de una nueva semana y debas afrontar nuevamente las preocupaciones de esta jornada.

  2. 2 Alivio compartido: tu jefe sufre más los lunes que tú.

    El escritor Ambrose Bierce decía irónicamente que “la felicidad es esa agradable sensación que nace de contemplar la miseria ajena”. Frases aparte, saber que tu jefe o superior tiene más preocupaciones que tú en estos días no da la felicidad, pero alivia un poco la carga de un día con reputación gris. El dato es cierto: quienes tienen más problemas para lidiar con el comienzo de la semana son aquellos en los grados superiores y con más responsabilidades. Es reconfortante saber que tú y tu jefe compartís al menos el mismo peso.

  3. 3 ¿Eres jefe? Puedes derivar trabajo a tus subalternos.

    Si eres jefe y te sientes abrumado por los lunes y tus responsabilidades laborales, al menos tienes una salida: siempre puedes derivar trabajo a tus subalternos y aliviarte así la carga del día. Recuerda: ellos saben que los lunes te afectan particularmente, por lo que estarán más dispuestos a colaborar.

  4. 4 Amabilidad: receta para sobrevivir.

    Es común que los lunes uno se levante con un humor de perros, hasta tal punto de sentir que cualquier expresión risueña en la cara del prójimo hace hervir la sangre. Los lunes por la mañana algunos son capaces de sentir instintos destructivos sólo de pensar en la sonrisa de ese compañero de trabajo que resulta particularmente irritante. Por eso mismo, este día de la semana suele generar más discusiones en el ámbito laboral que cualquier otro y requiere de mayores delicadezas en el roce social. Trata con amabilidad extra a los demás y ellos harán lo propio contigo: este simple gesto ayudará a pasar mucho mejor el día.

  5. 5 Terapia musical: escucha tu canción preferida rumbo al trabajo.

    Está comprobado que la música es capaz de cambiar el estado de ánimo de las personas. Si se trata de un tema con el que tienes un vínculo afectivo particular, mucho mejor. Puedes despertarte los lunes con una canción que te traiga buenos recuerdos, ponerla en el coche o escucharla con los auriculares en el transporte público. Te garantizamos que surte efecto inmediato. Si no sabes qué escuchar, te aconsejo una canción ideal para mitigar la tristeza de los lunes: “I don`t like Mondays” de la desaparecida banda británica Boomtown Rats (www.youtube.com/watch?v=8yteMugRAc0)

  6. 6 Terapia física: haz ejercicio desde por la mañana.

    A muchos les parecerá una locura. Bastante tiene uno con despertarse los lunes por la mañana como para estar planificando salir de la cama aún más temprano con el objetivo de ponerse en forma. Sin embargo, está comprobado que el ejercicio físico moderado por la mañana carga de energía para el resto del día e incluso ayuda a regular el apetito.

  7. 7 Expectativas: organiza un plan atractivo para la noche.

    Plantearse una meta atractiva para todos los lunes es uno de los mejores alicientes para superar la clásica depresión de este día. Un gran incentivo para salir de la cama es el entusiasmo de saber que tenemos un plan interesante para este mismo día. Puede tratarse de un concierto, de una película en el cine, de una cena en pareja o de una salida con amigos. Hacer del lunes un momento especial en la semana, fijando una buena actividad, le quitará la etiqueta de “día maldito”. Al contrario, hará que uno espere su llegada.

  8. 8 Aclimatación: aterriza el domingo.

    Si has pasado el fin de semana fuera de la ciudad o fuera de casa, te recomendamos no volver el domingo muy tarde ni el lunes por la mañana. Ve acostumbrándote al ritmo de la semana y procura estar en tu hogar a una hora razonable. Quienes regresan muy tarde los domingos y duermen pocas horas, o los que van directamente de sus vacaciones al trabajo suelen sentir más el impacto de los lunes y sufren más el mal humor de la jornada. Hazte a la idea: los lunes no son una tragedia y, como todas las cosas de la vida, son cíclicos.

También te puede interesar

 

Subido el 19/08/2011 por:

Artículos relacionados

Videos relacionados